Editorial del domingo – Una lucha social que rinde frutos

En este momento estás viendo Editorial del domingo – Una lucha social que rinde frutos
Bosque el Gigante en la vereda La Quiebra donde nacen algunas fuentes de agua que surten el acueducto de Salamina

La tarifa única regional. Una lucha social que rinde frutos. Valió la pena. Esa es la sensación que hoy debemos tener todos los salamineños al ver materializado lo que Empocaldas llama “Tarifa única regional” o “Tarifa de mercado regional”…

Por: Vladimir Ilich Ulianov

Valió la pena. Esa es la sensación que hoy debemos tener todos los salamineños al ver materializado lo que Empocaldas llama “tarifa única regional” o “tarifa de mercado regional” que no es otra cosa que a los 20 municipios del departamento de Caldas en los que esta empresa presta el servicio de acueducto y alcantarillado se les cobre el mismo precio por metro cúbico de agua: $1.700, un cargo fijo de acueducto por valor de $5.884 y uno de alcantarillado por valor de $1.155. En plata blanca y para que todos comprendan mejor, esto significa que habrá un equilibrio en el sistema de costos, que no se dará más esa diferencia abismal y arbitraria en la tarifa en la que Salamina venía siendo sin duda el más perjudicado. Empocaldas intentó explicar esa situación como una interconexión o agrupación de municipios que la ley permitía, lo que en realidad era “un cobro según el cliente” o “según el marrano” como diría un buen amigo.

Durante las últimas semanas el gerente saliente de Empocaldas, señor Wilder Escobar (renunció para no inhabilitarse y poder lanzarse como candidato a la Cámara de Representantes el próximo año) ha salido en medios a dar el balance de su gestión, inclusive aquí lo tuvimos hace una semana inaugurando la rehabilitación de una calle donde anunciaba como una gran diligencia de sentido social la unificación de las tarifas o “tarifa única regional” luego de explorar mecanismos que estuvieran dentro del marco normativo que finalmente se buscaron más por presión de la comunidad – en especial la de Salamina- que por iniciativa de esta empresa.

Empocaldas es una empresa del departamento en la que éste tiene una participación del 83%, y del 17% restante participan 20 municipios. Por esta razón los alcaldes se convierten en aliados estratégicos de la empresa y es con ellos que se realizan diferentes convenios para obras de infraestructura; es por ello que dudo mucho de la disposición real y sentida de los burgomaestres para colaborar con la comunidad en esta coyuntura tarifaria dado que como accionistas minoritarios de la empresa buscan no afectar de algún modo sus ganancias. De todas maneras se vio al alcalde Ospina muy participativo en el tema, sin duda le sirvió para darse un buen baño de popularidad que de algún modo la comunidad sabrá valorar.

Pero a quienes verdaderamente debemos reconocer es a quienes en estos años dieron la lucha, tocaron puertas, incomodaron en las oficinas del departamento, informaron a la comunidad del abuso de Empocaldas, invitaron a la gente a comprender que el problema era de todos: el “Comité prodefensa de los servicios públicos domiciliarios”, fueron ellos los abanderados, quienes llamaron a la movilización y quienes invitaron a la desobediencia civil; un liderazgo que asumieron con lujo de detalles y con ascendencia en la comunidad. No es poca cosa lograr que del exabrupto de cobrar $4.300 por metro cúbico de agua pasemos a $1.700; un logro que terminó beneficiando a 20 municipios del departamento dando al traste con la gradualidad con la que esta empresa pretendía calmar las aguas y que no era más que el aumento sostenido, disimulado y atrevido de la facturación.

Hay quienes dicen en los cafetines de la Plaza de Bolívar de Manizales que el gobernador Luis Carlos Velásquez estuvo muy acucioso en el tema y pidió con vehemencia al gerente Wilder Escobar buscar alternativas para que Empocaldas se pusiera a tono con las realidades sociales y económicas de los habitantes de Caldas; pues bien, ahora este diseño tarifario está en manos de la CRA (Comisión de Regulación de Agua potable y Saneamiento básico) y deberá ser ella quien apruebe esta alternativa, un análisis y una respuesta que puede tardar aproximadamente seis meses.

Es importante aclarar, para que no nos llamemos a engaños ni distorsionemos el mensaje que la lucha que se libró todo este tiempo era por el cobro de una tarifa justa y acorde a las realidades de un municipio como Salamina, nunca se auspició una rebelión desconociendo el servicio que esta empresa presta; de esta manera la invitación es a pagar aseo, acueducto y alcantarillado de cada mes. No firmar ningún acuerdo de pago con respecto al acumulado de la deuda de febrero a julio de 2019; esa pretensión es un soterrado cobro coactivo, es decir obligar a los usuarios a un pago forzado que los abogados que han asesorado al comité pro defensa de los servicios públicos domiciliarios consideran materia de controversia que en este momento el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Caldas está pendiente de fallar. La invitación es pues a pagar el consumo mensual y quienes no han cancelado nada en este tiempo acercarse para llegar a un acuerdo o abonos sobre –repito- el consumo mensual, nada más.

Atentos debemos continuar al cambio de contadores, proceso que se suspendió este último año por el tema de la pandemia. Según declaraciones del gerente saliente, se estipula un cambio de aproximadamente 50 mil contadores aduciendo deterioro; sin embargo el gobernador Velásquez pretende mediante un proyecto presentado al Ministerio de Vivienda evitar este costo que por ley es transferido a los usuarios. Amanecerá y veremos.

Mi reconocimiento pues como usuario al Comité prodefensa de los servicios públicos domiciliarios, un largo proceso, una altiva lucha que hoy ve sus frutos, un liderazgo ejercido desde nuestra ciudad, siendo la voz de los usuarios de veinte municipios de Caldas que hoy también resultan beneficiados con esta tarifa única regional. Lo peor que nos puede pasar como comunidad es permanecer indiferentes a las causas sociales. A los salamineños que por pesimismo, animadversión, desgano o displicencia no voltearon sus ojos a esta contienda y con conceptos apáticos desacreditaron este empeño popular, les digo: nunca los cambios que necesita la sociedad se dan de un día para otro, en solitario o espontáneamente, se requiere de tiempo, siempre de voces, ideas y manos que se alcen juntas… “la vida no vale nada si yo me quedo sentado después que he visto y soñado que en todas partes me llaman” dice Pablo Milanés.

Notas Cortas.

1. Es un lujo escuchar al señor alcalde haciendo su exposición esta semana en la Plenaria de la Asamblea Departamental: claro, detallado, con profundo conocimiento de los temas, llamando la atención sobre las carencias del municipio. Hay escenarios en los que sí es pertinente mostrar y publicitar lo que se tiene, lo que se ha logrado y lo que se necesita. Buena esa.

2. Cambio a por lo menos nueve concejales por una sola voz como la de Claudia Pastora González Botero en el Concejo Municipal de Salamina.

3. “El sistema de doble riego es muy enemigo del agua” lo dijo ante el pleno de la Asamblea el señor alcalde. ¿está entonces condenada desde ya la vía Salamina – San Félix? ¿Es posible que ni la veeduría que se conformó, ni la Gobernación, ni la Administración Municipal hayan tenido eso en cuenta para una obra en un territorio de páramo, con notable régimen de lluvias durante el año? Una carretera nueva que ya acusa deterioro.

4. $5 mil millones de pesos cuesta terminar la vía Salamina – San Félix. El gobernador Velásquez cuando vino en septiembre a inaugurar una obra incompleta se comprometió a que con dinero de regalías se terminaría en el primer trimestre del 2021. Se acaba marzo, no se oye decir nada y la vía permanece tapada en este invierno.

5. Un día duró en el Congreso el proyecto de reforma constitucional que proponía extender dos años el periodo del Presidente Duque y otros servidores del Estado, entre ellos congresistas, alcaldes y gobernadores; un atropello a la Constitución y al Estado de Derecho desde todo punto de vista. Entre los congresistas que firmaron dicho proyecto de ley aparecen dos Representantes a la Cámara por Caldas, tan desconocidos como mediocres: Felix Chica del Partido Conservador y Luis Fernando Gómez (el tal chano) del Centro Democrático; precisamente los que obtuvieron su curul “raspando” en el 2018; ojalá cuando vengan por estas tierras a buscar votos (ya casi) nos cuenten o alguien les pregunte qué los motivó a firmar semejante esperpento y más aún por qué luego retiraron sus firmas. Congresistas que no hacen un carajo, no les conocen la voz en Bogotá y solo suenan cuando cometen barbaridades como esta. Por si no los conocían, ya saben quiénes son para que no les den un solo voto.

6. Se lanzó como precandidato a la Presidencia de la República el perro rabioso del uribismo, senador Carlos Felipe Mejía, caldense, con antepasados salamineños. A unos les da risa, a otros les da pena, a otros nos parece que solo busca protagonismo para simplemente no perder su curul en el Senado. Nada más se puede esperar de un sujeto torpe, procaz y poco ilustrado, más instintivo que sensato.

7. El próximo jueves 25 de marzo se adelantará en la Asamblea Departamental un debate sobre proyectos hidroeléctricos en Caldas en el cual participarán comunidades campesinas afectadas y otras que se podrían afectar por proyectos extractivistas como La Miel II en el oriente del departamento. Debe la comunidad salamineña hacer presencia ese día en Manizales y exponer la situación sobre la pequeña central hidroeléctrica que se pretende construir entre los ríos Pozo y Chamberí y ojalá la administración municipal en cabeza del alcalde Ospina Rosas brinde acompañamiento ya que también se ha manifestado públicamente en contra del proyecto de marras que soterradamente avanza en sus procesos de prefactibilidad.

¡Compartir es cariñoso!

Deja una respuesta