Argentina reclama sus “legítimos e imprescriptibles” derechos sobre Malvinas

En este momento estás viendo Argentina reclama sus “legítimos e imprescriptibles” derechos sobre Malvinas

El Gobierno volvió a reclamar sus “legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía” sobre Malvinas a 188 años de la ocupación de las Islas – Como es habitual, la Cancillería argentina emitió un comunicado en el que sentó postura sobre los derechos del país sobre estas tierras tomadas por Gran Bretaña hace más de un siglo.

Periodistas Unidos Argentina

El Gobierno reafirmó su reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas en el día en que se cumplen 188 años de la usurpación británica de las tierras. La Cancillería argentina emitió un comunicado en el cual pidió por “sus legítimos e imprescriptibles derechos” sobre este territorio. El sábado, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur Daniel Filmus, había solicitado a la comunidad internacional la reapertura del diálogo para resolver el tema “de forma pacífica”.

“A 188 años de la usurpación de las Islas Malvinas, el Gobierno y el pueblo argentino reafirman una vez más sus legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”, señaló el comunicado que emitió la cartera a cargo de Felipe Solá.

El texto se contó brevemente la historia de la toma de este archipiélago ubicado en mar argentino, ocurrida el 3 de enero de 1833. “Las Islas Malvinas fueron ilegalmente ocupadas por fuerzas británicas que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente, reemplazándolas por súbditos británicos”, detalló Cancillería.

Y continuó explicando que este “acto de fuerza británico” culminó en la “ocupación ilegítima” de las Islas Malvinas. Inmediatamente, según informó el comunicado, las autoridades argentinas de aquel entonces se resistieron a la toma. Y aclararon: “Nunca fue consentido por gobierno argentino alguno”.

En esta sintonía, recordó que en estos 188 años “la Argentina mantuvo ininterrumpidamente el firme reclamo de ejercer su soberanía efectiva sobre estas Islas y los espacios marítimos circundantes”. Y agregó que “la recuperación del ejercicio efectivo de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas es un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino, tal como se encuentra plasmado en nuestra Constitución Nacional y constituye una política de Estado”.

Al igual que lo hizo el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur este sábado, Cancillería también hizo un “llamado a la comunidad internacional respecto de la necesidad de realizar negociaciones bilaterales entre Reino Unido y la Argentina que permitan encontrar una solución pacífica a la disputa de soberanía”.

Filmus había publicado también un comunicado en el que pidió que Gran Bretaña “escuche el reclamo de la comunidad internacional y reinicie el diálogo para resolver de forma pacífica” el conflicto en torno a la potestad sobre Malvinas. Asimismo, instó a la autoridad británica a que “cumpla con la resolución 2065 de la Asamblea General de las Naciones Unidas”, aprobada hace 55 años, sin ningún voto en contra.

“La causa Malvinas y la defensa de los enormes recursos naturales de los espacios marítimos circundantes han vuelto a ser política de Estado. El Congreso de la Nación aprobó por unanimidad las leyes impulsadas por el presidente Alberto Fernández para establecer el Límite Exterior de la Plataforma Continental, el aumento de las multas a la pesca ilegal y la creación del Consejo Nacional Asesor de Asuntos Relativos a las islas Malvinas, integrado por las fuerzas políticas mayoritarias que ya está trabajando en propuestas de políticas a mediano y largo plazo”, resaltó el funcionario.

Respecto a esto, Filmus se adelantó, al igual que la Cancillería, que “la recuperación del ejercicio efectivo de la soberanía nacional sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, conforme el derecho internacional y respetando el modo de vida de sus habitantes, es un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino, tal como se encuentra plasmado en nuestra Constitución Nacional”.

En su proceso de emancipación de España, la Argentina ejerció su soberanía sobre los territorios continentales, insulares y marítimos a través de diversos actos de gobierno, que incluyeron la designación de autoridades, la toma de posesión de las islas Malvinas en nombre de las Provincias Unidas del Río de la Plata y el primer izamiento de la bandera argentina en ese suelo, acontecimiento histórico del que se cumplieron 200 años en 2020 y fue rememorado por el Presidente.

Finalmente, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur focalizó en en incumplimiento de la resolución 2065, aprobada el 16 de diciembre de 1965 -que instó a Gran Bretaña y a la Argentina a “proseguir sin demora las negociaciones recomendadas por el Comité Especial encargado de examinar la situa¬ción”- y advirtió que “la negativa del Reino Unido a cumplir con la obligación de reanudar el diálogo por la soberanía se encuentra agravada por la continuas acciones de exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables, así como una injustificada y desproporcionada presencia militar en las Islas”.

Desde su asunción como presidente, Fernández dejó clara su postura frente la soberanía sobre este archipiélago. Como una de sus primeras medidas de Gobierno, en diciembre de 2019, reflotó la secretaría de Malvinas para revisar los acuerdos con Gran Bretaña y profundizar el reclamo.

En septiembre pasado, el Ejecutivo presentó un nuevo mapa, en el que marcó sus nuevos límites continentales así como una extensión de sus límites marítimos. El proyecto fue aprobado a comienzos de agosto y se espera que esta nueva imagen sea incluida en toda la cartografía oficial, para que sea utilizada en ámbitos educativos e instituciones públicas.

Con la Ley 27.757 de Espacios Marítimos aprobada el 4 de agosto por el Congreso Nacional, se dispuso de este nuevo diseño cartográfico. Además, se incorporó la indicación de que se demarque “el límite exterior de la Plataforma Continental Argentina continental e insular de acuerdo con los puntos de coordenadas geográficas consignados”, en un anexo que proviene del artículo 6° de la preexistente Ley 23.968 sobre Espacios Marítimos.

La similitud del reclamo de Chagos con Malvinas

Sucesivos gobiernos argentinos compararon el conflicto que la República de Mauricio tiene con Reino Unido sobre la soberanía de Chagos con el de la Argentina por el dominio de las Islas Malvinas. “Aunque el caso del Archipiélago de Chagos no puede igualarse a la cuestión Malvinas, en ambos casos están involucrados principios rectores de la descolonización”, remarcó en 2019 el Ministerio de Relaciones Exteriores Nacional comparando ambos conflictos.

El pasado 3 de enero, con motivo de los 188 años de la ocupación de las Islas, el Gobierno nacional reafirmó su reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas. A través de un comunicado oficial, pidió por “sus legítimos e imprescriptibles derechos” sobre este territorio.

Las Islas Malvinas fueron ilegalmente ocupadas por fuerzas británicas que desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente, reemplazándolas por súbditos británicos”, detalló la Cancillería argentina. Y aclaro que la invasión “nunca fue consentida por gobierno argentino alguno”.

Finalmente, desde el Gobierno aseguraron que “la recuperación del ejercicio efectivo de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas es un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino, tal como se encuentra plasmado en nuestra Constitución Nacional y constituye una política de Estado”. Y llamaron la atención de la comunidad internacional respecto de la necesidad de realizar negociaciones bilaterales entre Reino Unido y la Argentina que permitan encontrar una solución pacífica a la disputa de soberanía.

En ese aniversario, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur Daniel Filmus, también realizó una publicación en sus redes en el que reclamó: “Es hora de que el Reino Unido retome el diálogo según la resolución 2065 de la ONU. No hay lugar para el colonialismo en el Siglo XXI”.

El 16 de diciembre de 1965 la Asamblea General adoptó la resolución 2065 –la primera referida exclusivamente a la cuestión Malvinas-, a través de la cual reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido e invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia, informa la web de Cancillería.

Desde su asunción como presidente, Alberto Fernández dejó clara su postura frente la soberanía sobre este archipiélago. Como una de sus primeras medidas de Gobierno, en diciembre de 2019, reflotó la secretaría de Malvinas para revisar los acuerdos con Gran Bretaña y profundizar el reclamo.

En septiembre pasado, el Ejecutivo presentó un nuevo mapa, en el que marcó sus nuevos límites continentales así como una extensión de sus límites marítimos. El proyecto fue aprobado a comienzos de agosto y se espera que esta nueva imagen sea incluida en toda la cartografía oficial, para que sea utilizada en ámbitos educativos e instituciones públicas.

Con la Ley 27.757 de Espacios Marítimos aprobada el 4 de agosto por el Congreso Nacional, se dispuso de este nuevo diseño cartográfico. Además, se incorporó la indicación de que se demarque “el límite exterior de la Plataforma Continental Argentina continental e insular de acuerdo con los puntos de coordenadas geográficas consignados”, en un anexo que proviene del artículo 6° de la preexistente Ley 23.968 sobre Espacios Marítimos.

 

Crece el malestar entre los malvinenses por su exclusión del acuerdo posBrexit entre la Unión Europea y el Reino Unido

La Asamblea Legislativa cuestionó que sus representantes fueron dejados de lado en las negociaciones. Además, advirtió sobre el impacto que tendrá esta situación en las Islas.

La salida de Gran Bretaña de la UE está causando serios dolores en cabeza en las autoridades de las Islas Malvinas. El acuerdo comercial alcanzado entre Londres y Bruselas dejó afuera a los territorios británicos de ultramar, entre ellos el archipiélago austral. La Asamblea Legislativa local mostró este domingo su rechazo y su “decepción” por las consecuencias directas que tendrá esta decisión en la economía de las islas ya que las privará de beneficios comerciales, impositivos y aduaneros en el intercambio con el bloque comunitario.

En una solicitada publicada en el Penguin News, los legisladores se quejaron del trato “sucio e injusto” que les dispensó el gobierno británico y afirmó que sus representantes nunca estuvieron “en condiciones de negociar directamente” en su nombre.

”Por lo tanto, nuestro primer desafío fue lograr que los funcionarios del gobierno del Reino Unido entendieran el impacto que tendría un Brexit sin acuerdo en las Islas Malvinas. Lo logramos comprometiéndonos con las partes interesadas locales y mediante la publicación de tres informes que compartimos con el Gobierno del Reino Unido”, señaló la Asamblea.

Gran Bretaña y la Unión Europea alcanzaron el 24 de diciembre un acuerdo que regulará sus relaciones comerciales tras intensas negociaciones y disputas.

La Asamblea Legislativa dijo que se enviaron cartas a “todos los diputados y colegas” desde las Islas y se organizaron reuniones con “tantos políticos como fue posible, incluida la entrega de pruebas a los comités seleccionados en la Cámara de los Comunes y los Lores”, delegaciones conjuntas y reuniones con eurodiputados.

Pero “los negociadores de la UE dejaron en claro que no tenían un mandato para negociar en nombre de sus países y territorios de ultramar y, por lo tanto, no estaban dispuestos a discutir los territorios de ultramar de Reino Unido”, advirtió.

Y añadió: ”Desafortunadamente, a pesar de nuestros mejores y sostenidos esfuerzos, el Gobierno del Reino Unido no pudo asegurar un acuerdo en nuestro nombre”.

“Resultado negativo”

Por otra parte, Lisa Watson, la editora del Penguin News, en un artículo publicado este domingo, escribió que todos en las Islas Malvinas sabían que la salida de Londres de la Unión Europea “tendría un resultado negativo” para el archipiélago.

”Por supuesto, probablemente también será para el Reino Unido, pero al menos tuvieron la oportunidad de negociar su desgracia. La gran ironía es que probablemente lo aguantaremos mejor que el Reino Unido”, indicó y se lamentó a que “nadie” en el Reino Unido le “haya importado” la situación de los kelpers.

 
 

¡Compartir es cariñoso!

Deja una respuesta