La Editorial del Domingo – De Peajes, Abusos, Tableros y Barricadas

En este momento estás viendo La Editorial del Domingo – De Peajes, Abusos, Tableros y Barricadas
Conservemos nuestro Patrimonio. Básilica Menor Inmaculada Concepción - Salamina Caldas - Foto: Fernando Uribe Cataño - Foto Imagen Salamina

Una de las consecuencias del Paro en Caldas fue la suspensión del cobro del peaje La Estrella ubicado entre Neira y Manizales; el descontento social se manifestó porque los habitantes del norte caldense hemos recibido en retribución pobre mantenimiento y casi nula inversión en el mejoramiento de una vía que es la principal conexión con una región importante del departamento

Hechos y Noticias

Por: Vladimir Ilich Ulianov

Las vías son un aspecto fundamental en el desarrollo del territorio, de ellas depende el intercambio, la comunicación y la economía de los pueblos, sobre todo de estos, con una clara vocación agrícola y cafetera que hace indispensable el transporte para la consecución de bienes y servicios. Cómo no mencionar el tema turístico, un renglón de la economía que ha tomado importancia en el último tiempo con la declaratoria del Paisaje Cultural Cafetero y se posiciona hoy como un eslabón de vital importancia para la economía de Salamina.

Históricamente las infraestructura que nos conecta con los municipios vecinos y la capital no ha sido la mejor, casi desde la fundación los habitantes del departamento de Caldas nos hemos acostumbrado a las dificultades propias de la geografía y el territorio; una topografía hostil, un paisaje hermosamente indómito, agreste, perfilado por selvas, ríos y pendientes, hacen del transporte y las comunicaciones una verdadera odisea, sobre todo en este norte caldense que se levanta aún más hosco sobre la cordillera. Aun así, hemos podido conectar el territorio y conformar carreteables que aunque de cuando en cuando presentan problemas propios de esta topografía, han sido el único medio para movilizarnos.

Una de las consecuencias del Paro en Caldas fue la suspensión del cobro del peaje La Estrella ubicado entre Neira y Manizales; el descontento social se manifestó porque los habitantes del norte caldense hemos recibido en retribución pobre mantenimiento y casi nula inversión en el mejoramiento de una vía que es la principal conexión con una región importante del departamento, además con los dos únicos municipios que se encuentran en la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia: Salamina y Aguadas. Un peaje que al año recauda 2.600 millones de pesos y del que por estos lados vemos muy poco traducido en obras.

Durante el Paro, la caseta de este peaje ha sido objeto de protestas, ya completa casi dos meses sin que se cobre y se ha obligado al gobernador y su equipo a adelantar conversaciones con una comunidad que hasta ahora es escuchada y todo por obra y gracia de utilizar las vías de hecho para que la institucionalidad se digne prestar atención.

Creo que estamos de acuerdo en que el peaje es necesario, se requiere para la inversión y el mantenimiento de vías; la discusión se centra en que realmente estos recursos deben ser invertidos en una infraestructura de mejor calidad, más segura y eficiente para la comunicación de estas comunidades, y eso es precisamente lo que no hemos visto nunca.

Tal vez las últimas generaciones hayan conocido siempre la vía a Manizales pavimentada, pero hace cuarenta años viajar por esta carretera era una odisea de polvo o pantano; sin embargo cuando pavimentaron el último tramo entre Salamina y Aranzazu, ya habían sectores entre Aranzazu y Neira deteriorados, ni se diga de las losas entre Neira y Manizales (de las cuales hay un tramo que aún persiste); y cuando llegando a Salamina se terminaba la obra, ya habían sectores en el sector de Alegrías resquebrajados; es decir que nunca hemos tenido una conexión en óptimas condiciones con Manizales y aún así, callados, hemos contribuido con el pago de ese peaje ¿Dónde está la plata? ¿$2.600 millones anuales invertidos en un fondo para el mantenimiento de los combos de maquinaria amarilla y convenios con Juntas de Acción Comunal para hacer mejoramientos? ¿y así hace más de 30 años?… como dice un buen amigo y para estar acordes a lo que nos abruma: “no me crean tan aguacate”

Tan afectada está la gobernación y preocupado su titular sin este recaudo que convocó a una reunión con los alcaldes del norte del departamento en la que se expuso la propuesta de reducir la tarifa en un 20% para los autos particulares y 22% para transporte público y de carga. Si bien en términos generales los alcaldes estuvieron de acuerdo en la propuesta, además de la importancia del cobro de este peaje, coincidieron todos en que es una vía bastante deteriorada, con notables deficiencias en su trazado que la hace peligrosa y que las comunidades de Aguadas, Pácora, Salamina, Aranzazu, Neira, Marulanda, La Merced y Filadelfia sienten que no hay retribución por lo que se paga, mejor dicho, le cuestionaron al gobernador: ¿Dónde está la plata?

Esta situación invita a la reflexión: el deterioro y el abandono de esta vía también es culpa de la dirigencia política departamental, con tan poca representación de esta zona del departamento. Tan es así que en la reunión no estuvieron presentes los diputados que vinieron a cazar votos en tiempo de elecciones, si hubo uno, no hubo dos… igual da, nadie sabe qué hace ni para qué sirve la Asamblea Departamental; esto demuestra la ausencia de líderes.

La gobernación se propone operar nuevamente el peaje, el descontento de la comunidad no disminuye y se buscan alternativas que van desde los descuentos ya mencionados, hasta la reubicación en otro punto más al norte del departamento. Queda la pregunta ¿en dónde? Probablemente entre Neira y el sector de Varsovia; no se va a desperdiciar el pago de conductores que utilizan esta vía como alternativa entre Manizales y Medellín.

Se ha comprometido el gobernador Velásquez con sus secretarios de Infraestructura y Hacienda a que en tres meses se tendrá un estudio en fase 3 para corrección de curvas y un nuevo trazado en sectores de la vía; además de la inversión de 550 millones de pesos en parcheo de puntos prioritarios y convenios por 1.200 millones para la intervención de puntos críticos que ha dejado el invierno.

Seguro hay quien dirá que Salamina como “el punto más cerca” del norte de Caldas tiene varios frentes abiertos en obras de infraestructura vial: hacia La Merced, hacia Pácora, lo que se hizo a San Félix (a medias, de mala calidad y con constantes problemas) y la promesa del alcalde Ospina de las obras en la vía a Aranzazu. Todo, dicen que por obra, gracia y gestión del senador liberal, muy silencioso en el recinto del Congreso, barón electoral y dueño de aquello que llaman Partido Liberal en Caldas. Todas estas obras son reales, evidentes; pero que no se pretenda ponerles nombre propio y particular cuando gestionarlas es lo mínimo que debe hacer cualquier congresista, de cualquier partido de esta región y por demás obligación del Estado, del gobierno nacional y el regional, que se hacen con la plata de los contribuyentes para que terminen convertidas en fortines burocráticos para pagar favores y amarrar votos. Esas obras son importantes para Salamina, San Félix, Pácora, La Merced.

Son motor de desarrollo para la región. Ensalzar políticos porque hacen obras es como agradecerle al banco porque nos da la plata del salario que trabajamos. Debemos ganar en cultura política y en conocimiento de nuestra democracia: elegimos gobernantes y representantes para que constitucionalmente trabajen por el bienestar de la ciudadanía, un deber, una obligación; de manera que las obras no son un regalo, ni un favor; se reconocen las gestiones. Si son buenos porque gestionan, son malos porque se aprovechan de ello para convertirlas en reductos de burocracia y transacciones electoreras.

El Plan de Empocaldas.

El descaro de Empocaldas no tiene límites, y para suavizar la puñalada que les da a sus usuarios se presta la gran prensa regional. El pasado 24 de junio el diario La Patria titula “Empocaldas ofrece plan de alivios a morosos”, entonces de entrada la sensación que da al lector –al que padece los abusos de esta empresa y al que lee desde lejos- es que hay deudores morosos porque sí, por simple “malapagas”. Un artículo que dibuja a esta empresa como “solidaria” por la pandemia. Lo que no informa esa gran prensa regional o lo hace someramente y entre líneas es el porqué de esa morosidad por lo menos en Salamina.

Nos negamos a pagar por el abuso de la facturación, nos negamos a pagar porque la deuda hace parte de esa malhadada gradualidad que aumentó la tarifa en un 244%, la más alta del país. De manera que ese tal plan de alivios no es ninguna estrategia para flexibilizar o ayudar a los usuarios, es más bien una estratagema para recuperar lo que consideran perdido, una cartera que en Salamina asciende a los 532 millones 254.689 pesos, la segunda más alta, después de La Dorada, entre los 24 municipios del departamento en los que esta empresa opera el agua.

Desde esta tribuna de opinión invito a “No hacer acuerdos de pago Sobre la deuda de febrero a julio de 2019”, debemos continuar la lucha y sentirnos plenamente representados por el Comité Prodefensa de los Servicios Públicos Domiciliarios Salamina que a lo largo de este tiempo ha liderado esta causa. A pesar de que el Tribunal Contencioso Administrativo falló en primera instancia la demanda interpuesta contra este cobro coactivo a favor de Empocaldas, dicha decisión se apeló y aún no es cosa juzgada. Esa es la jugadita que pretende esta empresa, debilitar la causa y generar miedo en los usuarios; si todos nos unimos y no pagamos, no le pueden cortar el servicio del agua a toda Salamina. Por otra parte: que el alcalde se ponga del lado de la comunidad, que se quite la camiseta de aliado estratégico de Empocaldas y utilice su evidente capacidad de gestión a favor de suavizar el bolsillo de los salamineños y no de engordar el de Empocaldas.

De Barricadas a Tableros

De “La Barricada” de don Walter Ríos: crítica, satírica, informativa, mordaz, política y poética, al tablero oficialista de la alcaldía; un mismo espacio al aire libre para dos ejercicios periodísticos diametralmente opuestos. En el nuevo tablero de la alcaldía encontrarán información oficial, lo que se puede y se debe mostrar; también en un nuevo periódico que comenzó a circular desde ayer; se enterarán de una parte de las cosas, de cómo se muestran desde la alcaldía; sin duda hay que mostrarlas porque hay muchas cosas que se han hecho bien, hay reconocerlo.

Sé que inquietos andan en la alcaldía con este Lenin y lo que desde aquí se escribe. Yo voy buscando por el lado oculto, la tras escena, informo cuento y opino como un malpensante… para acertar; hago una lectura crítica e intento interpretar los acontecimientos de la vida municipal. El alcalde y los suyos, en lo suyo: gestionar, hacer y mostrar, para eso están. Yo en lo mío, algo de investigación, un poco más de información y más opinión; digo lo que muchos piensan pero no se atreven a decirlo… malpensar. Y los lectores a sacar sus propias conclusiones.

Obituario.

Despedimos esta semana a Guillermo Mosquera, gran docente, ciudadano ejemplar y mejor persona. Servicial, buen amigo, gran conversador; agudo, analítico, satírico y perspicaz en los más diversos análisis de la vida; un genio del humor; inteligente y sabio. Un hombre tan bueno como el pan. Recordado por varias generaciones de salamineños que pasaron por su clase. Mis más sentidas condolencias a su esposa e hijos.

¡Compartir es cariñoso!

Deja una respuesta