|

Los cadáveres de los soldados rusos se acumulan en Ucrania

Hechos y Noticias

Los primeros días cálidos y soleados de la primavera en el sur de la región de Mykolaiv dan paso a una nueva y sombría realidad: el olor a muerte. A medida que se derrite el hielo y el suelo se descongela, los cuerpos de los soldados rusos esparcidos por el paisaje se están convirtiendo en un problema.

Por: Eliza Mackintosh – CNN

Los primeros días cálidos y soleados de la primavera en el sur de la región de Mykolaiv dan paso a una nueva y sombría realidad: el olor a muerte.

A medida que se derrite el hielo y el suelo se descongela, los cuerpos de los soldados rusos esparcidos por el paisaje se están convirtiendo en un problema.

En su discurso nocturno por video del sábado Vitaly Kim, gobernador de la región, pidió a los residentes locales que ayudaran a recoger los cadáveres y los metieran en bolsas, a medida que las temperaturas suben por encima del punto de congelación. “No somos bestias, ¿verdad?”, imploró a los residentes, que ya han perdido a muchos de los suyos en esta guerra.

Mykolaiv fue una de las primeras capitales regionales en ser atacadas después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, lanzara la invasión de Ucrania el 24 de febrero. Después de penetrar en el centro urbano, las tropas rusas han sido obligadas a retirarse por los militares de Ucrania, dejando un rastro de vehículos de combate y tanques ennegrecidos a su paso. Pero la batalla por la ciudad, piedra angular en la búsqueda de Rusia hacia el oeste, a lo largo de la costa del mar Negro hasta Odesa, sigue siendo intensa y no está claro cuánto tiempo podrán las fuerzas ucranianas hacer frente al asedio.

Refiriéndose a ellos como “orcos”, el ejército malvado y monstruoso de “El Señor de los Anillos” de J. R. R. Tolkien, Kim dijo que los rusos se habían retirado y habían dejado los cuerpos carbonizados de sus compañeros en el campo de batalla. Envió a CNN fotos de los cadáveres abandonados, añadiendo: “Hay cientos de ellos, por toda la región”.

El gobernador pidió que los cuerpos se coloquen en frigoríficos y se envíen a Rusia para su identificación mediante pruebas de ADN. Sin embargo, tras un mes de guerra, aún no está claro si los restos de los soldados están siendo repatriados a Rusia, donde los informes sobre el número de muertos han sido silenciados en gran medida. El país ha reprimido cualquier información sobre la realidad de la sangrienta guerra, restringiendo el acceso a los informes de los medios de comunicación occidentales, así como a las redes sociales Twitter y Facebook, en territorio ruso.

El número exacto de soldados rusos fallecidos en Ucrania sigue siendo un misterio. La cifra oficial del Ministerio de Defensa de Rusia era de 498 militares hasta antes del lunes, cuando el tabloide ruso Komsomolskaya Pravda, proPutin, publicó un informe que actualizaba la cifra a 9.861. La cifra, que se atribuyó al Ministerio y que luego fue retractada por el periódico, que alegó que había sido hackeado, no ha sido confirmada por el Kremlin, cuyo portavoz Dmitry Peskov declaró este martes a CNN: “En cuanto a las cifras, acordamos desde el principio que no divulgaríamos esa información”.

Esa cifra coincide con la información compartida con CNN por funcionarios de EE.UU. y de la OTAN, que dieron una estimación reciente de que las bajas rusas oscilan entre 3.000 y 10.000. Los funcionarios de Ucrania han afirmado que el número de víctimas es aún mayor, más de 15.000. CNN no ha podido verificar el número total de muertes de soldados rusos.

Una de las primeras imágenes más impactantes de la guerra en Ucrania fue la de un soldado ruso muerto, con el rostro y el cuerpo ocultos por una capa de nieve recién caída. La imagen, tomada por el fotoperiodista del diario The New York Times Tyler Hicks, captó el anonimato de los más de 150.000 rusos enviados a luchar contra sus vecinos, y la ansiedad de las familias rusas, desesperadas por conocer cualquier información sobre su destino.

Hechos y Noticias
La nieve cubre el cuerpo de un soldado ruso muerto cerca de una carretera a las afueras de Járkiv, Ucrania, un día después del inicio de la invasión. Crédito: Tyler Hicks/The New York Times

El gobierno de Ucrania afirma que el Ejército de Rusia envió crematorios móviles para incinerar a sus propios muertos. “Los rusos que mueren aquí, nadie los cuenta, la gente que muere en esta guerra. ¿Saben que han traído un horno crematorio con ellos? No van a mostrar los cuerpos a sus familias. No van a decir a las madres que sus hijos murieron aquí”, dijo el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, a los periodistas en una reunión informativa el 3 de marzo.

Ese mismo día, Ukrzaliznytsia, la empresa estatal de ferrocarriles ucranianos, dijo en un comunicado en su página web que había proporcionado a las fuerzas armadas de Ucrania 20 vagones refrigerados para la retirada de los soldados rusos muertos de varias zonas, incluida Odesa. Apenas 72 horas después, el presidente de Ukrzaliznytsia publicó un mensaje en su canal personal de Telegram en el que decía que Rusia nunca llegó a cargarlos. “En aras de una propaganda ‘victoriosa’, están dispuestos a privar a las madres incluso de la oportunidad de enterrar los cuerpos”, escribió Oleksandr Kamyshin.

El gobierno de Ucrania dijo que todavía está esperando recibir una solicitud de las autoridades rusas para la repatriación de los cuerpos de los muertos. El viceprimer ministro de Ucrania dijo que la cuestión de la recogida e identificación de los cuerpos se había discutido en una reunión entre el primer ministro Denys Shmyhal y Peter Maurer, el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC, por sus siglas en inglés) el jueves. Pero el ICRC no ha confirmado si está ayudando a Ucrania en la devolución de los restos humanos rusos a su país de origen, situación prevista en el derecho internacional.

Los indicios sobre la magnitud de las pérdidas del Ejército de Rusia han comenzado a surgir en videos e informes. El 18 de marzo, el servicio bielorruso de Radio Free Europe/Radio Liberty, un medio de comunicación financiado por Estados Unidos, publicó imágenes de convoyes de ambulancias rusas que parecían llegar a hospitales de campaña en el sur de Belarús, cerca de la frontera con Ucrania, e informó que las morgues de la zona estaban desbordadas. Un informe del 21 de marzo del medio de comunicación ucraniano en lengua inglesa The Kyiv Independent seguía a una unidad de emergencias ucraniana que desenterraba a soldados rusos de fosas comunes sin marcar en Rusaniv, un pueblo al este de la capital, abandonados en una pila, sin documentos de identificación.

El cadáver abandonado de un soldado ruso en una carretera de Sytniaky, Ucrania, el 5 de marzo.

Los medios de comunicación estatales rusos se han ceñido a la cifra de 498 y se han documentado pocos funerales en el país, donde la censura de la guerra se ha llevado al extremo con una nueva ley que criminaliza la información que contradice al Kremlin. Ante la falta de información sobre los muertos rusos, los ucranianos han tratado de llenar los vacíos.

Un sitio web y un canal de Telegram creados por el Ministerio del Interior de Ucrania, dirigidos a las familias rusas, publican un flujo constante de fotos de soldados muertos y jóvenes capturados, a veces junto a sus documentos de identidad. El nombre del sitio, 200rf.com, es un sombrío guiño a Gruz-200, o Cargo-200, una palabra en clave militar que entró en uso en la década de 1980 durante la guerra de Afganistán, utilizada por los soviéticos para referirse a los cuerpos de los soldados colocados en ataúdes forrados de zinc para su transporte.

Viktor Andrusiv, asesor del ministro del Interior de Ucrania y creador y coordinador del canal, también conocido como “Look for Your Own (Busca a los tuyos)”, dijo que lanzó la iniciativa para ayudar a las familias rusas a localizar información sobre sus soldados. “No estamos haciendo la guerra contra el pueblo ruso. Y no creo que deban sufrir a causa de su régimen, que les miente y les dice que todo está bien, que nadie está muriendo”, dijo a CNN. “Es una forma de llevarles algo de verdad”.

Pero la identificación de los soldados rusos muertos ha sido una tarea difícil. Andrusiv dijo que solo 30 han sido encontrados en el canal de Telegram por sus familiares, que examinan las horribles imágenes de los muertos en acción en busca de pistas sobre si sus seres queridos están vivos o muertos. Las fuerzas ucranianas envían a Andrusov imágenes de cadáveres abandonados, pero con frecuencia son irreconocibles y no llevan documentos de identificación.

“Es muy difícil identificar a los muertos porque normalmente no llevan documentos, normalmente los comandantes se llevan sus documentos y los meten en unas cajas. Normalmente mueren en el fuego, en los bombardeos. Y no se pueden identificar las placas donde está escrito su número, no nos da ninguna información sobre quién es la persona”, dijo Andrusiv.

Y a medida que marzo se convierte en abril, y las temperaturas suben a unos 15 °C, el problema se agrava.

“El problema de los cadáveres rusos es realmente enorme. Son miles de ellos. Antes de la guerra, el clima era frío, estaba bien, pero ahora tenemos problemas porque los rusos no quieren llevarse los cuerpos”, dijo Andrusiv. “De hecho, no sé qué haremos en las próximas semanas con sus cuerpos”.

 

¡Compartir es cariñoso!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.